Historia de un taxista

Más de un año de sufrimiento había concluido para la familia Delgado Ruz.

 

Dona EVA Rompió en llanto al escuchar la decisión proferida por el Juez 21 de garantías: “revocar la medida de aseguramiento en contra de Royer Hanns Delgado“, su hijo de 24 años quien se encontraba privado de su libertad en los pasillos de la cárcel Modelo de Bogotá.

El 08 de Enero de 2012, Royer no asistió a su clase de Ingeniería Industrial. Su madre le había pedido trabajar en la tarde uno de sus dos taxis. Aceptó y aprovechó para recoger a su esposa Viviana Ospina a la salida de una reunión en la iglesia cristiana a la que pertenecen para luego ir a almorzar a donde su suegra quien les tenía preparado un baby shower.

Ese día, sentía disfrutar como nunca la compañía de sus seres queridos, pero era hora de ir a trabajar. Su hijo nacería pronto y lo embargaban las preocupaciones económicas. Se despidió con un beso en el estómago de Viviana y otro en la frente de su madre.

Bajo por el barrio la Victoria, donde vivía, e hizo un par de carreras en Santa Isabel, el Restrepo y el Tintal. Todo transcurría de forma normal, hasta que en la Av. de las Américas con 82 le hizo la parada a dos sujetos: Su apariencia no llamaba la atención, pero lucían nerviosos; Antes de que pudieran decirle su destino, dos cuadras más adelante, fueron abordados por una patrulla de la policía. Royer, sorprendido, no entendía lo que sucedía. La orden del efectivo de policía Nelson Correa fue: ¡Bájense del vehículo y tírense al suelo! Pistola en mano procedió a hacer una requisa. A los dos pasajeros les fue encontrada un arma de fuego y un computador dentro de una maleta.

Todos, incluido Royer que aún no comprendía nada de lo que sucedía fueron transportados hacia un CAI.

Allí, estaba Luis Alfonso Maecha interponiendo una denuncia. Hace unos instantes, cuando caminaba por el barrio María Paz, dos hombres lo asaltaron y amenazándolo con un arma le despojaron de su computador. Cuando los tres capturados llegaron al Caí, la víctima reconoció a los dos pasajeros. Dijo no haber visto jamás al taxista.

Sin embargo, el informe de policía, firmado por los agentes Nelson Correa y Alirio Bustamante señalaba que “El taxista se encontraba esperando a los asaltantes” y con base en esa -prueba- el Juez 13 penal del circuito adjunto lo envió a prisión. Ese día no solo perdió su libertad.

Doña EVA fue la primera en enterarse. Luego de que logró reintegrarse tras un desmayo, llamo a su nuera para informarle que Royer había sido llevado a la Cárcel Modelo, minutos más tarde, Viviana fue transportada de urgencias, al Hospital la Victoria, el impacto de la noticia le había producido un aborto.
Las visitas a la cárcel fueron cada ocho días antes de que se implementara el pico y placa en las penitenciarías del país. Luego cada 15 días. Finalmente, tres meses sin verlo: doña EVA estuvo hospitalizada. “todo esto casi me quita la vida” afirma la madre de Royer.

Para colmo de males, doña EVA cayó en las trampas de los tinterillos. Retiro al abogado de la defensoría pública y le dio poder a dos abogados particulares que conoció a la salida de los juzgados de Paloquemao. Pasaron los meses y su hijo continuaba privado de su libertad, de su bolsillo habían salido ya diez millones de pesos para los nuevos defensores, que una vez recibieron el dinero se apartaron del caso y se volaron con su plata.

En Noviembre, dona EVA solicito nuevamente la intervención de la defensoría pública. El caso le fue asignado al primer abogado que conoció el proceso: El Dr., Edilberto Castellanos.

 

Fruto de su trabajo, logro recolectar nuevos elementos que se constituían como pruebas a favor del procesado:

  1.        I.
    Los interrogatorios de los dos asaltantes: Andrés Hernández Soler y Alber Gualdron Gutiérrez. Manifestaron haber actuado solos y no conocer al taxista.
  2.     II.            La declaración ante notario público por parte de la víctima, Luis Alfonzo Maecha, quien reitero jamás haber visto a Royer.
  3.  III.            Una declaración de Alirio Bustamante, agente de policía que participo en la captura, quien afirmo -contrario al informe de policía- “única prueba para que Royer este preso” que ellos no podían asegurar que el vehículo los esperaba, que simplemente vieron a dos hombres corriendo que abordaron un taxi.

 

Hoy Royer está nuevamente en casa. No cuenta mucho de lo que vivió en prisión, dice que: “fueron noches horribles” Ahora, lo que más le duele es haber perdido a su hijo y encontrar muy enferma a doña Eva.

 

 

La congestión judicial y el hacinamiento carcelario, son dos problemas que no dan espera: En la últimas semanas se han multiplicado las voces de alerta al gobierno; La Defensoría del Pueblo, pidió declarar emergencia carcelaria. La sala disciplinaria del Concejo Superior de la Judicatura, califico de preocupante la situación de hacinamiento carcelario. Y la Sala Penal de la Corte Suprema De Justicia: advirtió que el sistema penal acusatorio está a punto de colapsar.

 

En el país hay más de 140 cárceles, todas presentan un hacinamiento que ya supera el 50% de su capacidad. (En la Modelo, es del 233%)

La justicia en Colombia es la 7ª más lenta del mundo y la 3ª más lenta de América Latina y el Caribe según el sub-indicador de celeridad.

En el informe Doing Business 2012 del Banco Mundial, que mide la percepción y la eficiencia de la justicia; Colombia ocupa el puesto 149 entre 183 países analizados.

 

Según Ruth Stella Correa, ministra de Justicia, actualmente en Colombia hay 2,5 millones de procesos en trámite y tan solo 4.500 jueces para resolverlos. El presidente Santos, informo que este semestre presentara al congreso como prioridad el proyecto de reforma al régimen penitenciario y carcelario con el que se busca conjurar las dificultades en esta materia.

 

 

Como Royer, Hay 40 mil internos en espera de que se les resuelva su situación

 

 

Por: Gustavo Rugeles

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de GustavoRugeles

Control Político, defensa de la educación, la cultura ciudadana, el buen gobierno y la convivencia. Caminante, bloguero-critico y amante de la buena música.

Publicado el 30 de junio de 2013 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. este es uno de los miles de casos en los que la policía nacional equivocadamente envía a personas inocentes a las cárceles, es de resaltar que los “policías” ven a todos los ciudadanos con cara de ladrones o delincuentes, porque en este país la persona que lleve un uniforme de policía tiene derecho sobre los demás, lo digo porque he visto muchos abusos de autoridad y nadie hace nada….algunos policías y militares han asesinado a personas inocentes y los entes superiores (ministro de defensa y altos mandos militares) siempre tratan de encubrir a sus oficiales para que quede impune sus actos de barbarie que en ocasiones son equivocados, no estoy en contra de la policía o el ejercito, solo que son entidades que no se manejan correctamente en este país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: